El lavavajillas industrial no calienta el agua: qué es y posibles soluciones

Zaida Campillo
Zaida Campillo

Cuando tu lavavajillas industrial no calienta el agua, enfrentas un problema que puede afectar el rendimiento general. La temperatura adecuada es crucial para garantizar una limpieza eficaz y sanitización de la vajilla. Este inconveniente puede deberse a diversas razones, desde problemas con el sistema de calefacción hasta fallos en los componentes internos.  

A lo largo de este artículo te vamos a mostrar las posibles causas detrás de esta situación y proporcionaremos soluciones prácticas para restaurar el funcionamiento óptimo de tu lavavajillas industrial. Descubre cómo abordar este problema y mantener tu equipo en condiciones óptimas para un rendimiento de limpieza excepcional. 

1- El lavavajillas no calienta 

En ocasiones puede que el lavavajillas no caliente o no lo haga correctamente. Como el agua no coge la temperatura adecuada, entonces no es capaz de limpiar correctamente la vajilla que hay en el interior. En ese caso, hay que solucionar el problema lo antes posible para volver a sacarle el máximo partido al electrodoméstico. 

Solución al problema del calentamiento del agua del lavavajillas industrial 

Si tu lavavajillas presenta problemas de calentamiento, es importante identificar la causa y determinar si puedes resolverlo por ti mismo. Si notas que la vajilla sale tibia en lugar de caliente, y la potencia de calentamiento es inferior a lo habitual, es posible que haya un problema en el suministro de agua. En algunos casos, puedes abordar esto por tu cuenta. 

Si el lavavajillas ya no calienta en absoluto, es probable que exista un defecto en el interior de la máquina. En esta situación, lamentablemente, es necesario contactar a un especialista para realizar las reparaciones necesarias. Es importante abordar cualquier problema de calentamiento de manera oportuna para garantizar un rendimiento óptimo de tu lavavajillas. 

2- El lavavajillas industrial no recibe el agua suficiente 

En muchas ocasiones el problema viene dado porque el lavavajillas no es capaz de obtener la cantidad de agua necesaria para poder realizar su labor. Entonces no la puede calentar y en consecuencia no puede hacer su función. 

Solución al problema de falta de agua del lavavajillas industrial 

Si tu lavavajillas está conectado al grifo mediante la manguera de entrada, generalmente ubicada en el armario bajo el fregadero, es importante verificar si el grifo está completamente abierto. Además, asegúrate de que fluya suficiente agua desde el grifo. Aquí hay una regla práctica: en ocho segundos con el grifo totalmente abierto, deberían salir al menos 2,5 litros de agua. 

Para confirmar esto, puedes realizar la prueba del depósito con algunos elementos simples: un cubo, una tetera, un reloj con segundero y una taza medidora. Sigue estos pasos: 

  • Cierra el grifo y coloca el cubo debajo. 
  • Retira la manguera de entrada del lavavajillas y asegúrate de limpiar cualquier agua restante con una manguera. 
  • Ten a mano un reloj con segundero. 
  • Abre completamente el grifo durante ocho segundos y luego ciérralo. 
  • Utiliza la taza medidora para verificar cuánta agua ha entrado en el cubo. Si es inferior a 2,5 litros, es probable que este sea el motivo del suministro insuficiente de agua. 

Si notas que sale muy poca agua del grifo, esto puede deberse a dos razones posibles: 

  • El grifo está calcificado. 
  • La presión del agua en la tubería es demasiado baja. 

3- El grifo del lavavajillas está calcificado 

Si el grifo de su lavavajillas está cubierto de cal y no permite el flujo suficiente de agua, es probable que experimente dificultades con el calentamiento adecuado del electrodoméstico. En este escenario, una solución efectiva sería sustituir el grifo por uno nuevo, fácilmente disponible en una ferretería cercana. Al hacerlo, garantizará un funcionamiento óptimo de su lavavajillas al permitir un adecuado suministro de agua sin obstáculos que puedan afectar su rendimiento térmico. 

Solución al grifo calcificado del lavavajillas industrial 

Cierra el grifo principal de agua, generalmente ubicado cerca del contador en el sótano, la cocina o el baño. Para asegurarte de que el suministro esté completamente cortado, abre el grifo que planeas reemplazar. Si solo queda agua residual o está completamente seco, utiliza alicates o una llave hexagonal en la tuerca. Gira la tuerca en sentido de las agujas del reloj hasta que el grifo esté suelto.  

Retira el grifo antiguo e instala el nuevo. Asegura el nuevo grifo apretando la tuerca en sentido contrario a las agujas del reloj. Después de abrir nuevamente el grifo principal, podrás utilizar el nuevo grifo como de costumbre. Este proceso garantizará un reemplazo eficiente y un correcto funcionamiento del nuevo grifo. 

4- El lavavajillas no calienta porque las tuberías están sucias 

¿Tu lavavajillas no calienta a pesar de que la manguera de entrada esté visible? Es posible que la circulación del agua esté siendo afectada por la acumulación de suciedad en la manguera de drenaje. Con el tiempo, partículas de comida y aceite pueden acumularse, obstaculizando el flujo del agua. Para resolver este problema, sigue estos pasos y asegúrate de mantener la manguera libre de obstrucciones. 

Solución a las tuberías sucias del lavavajillas industrial 

En primer lugar, asegúrate de cerrar el grifo y desconectar el lavavajillas. Observa bajo el fregadero, donde la manguera de desagüe se conecta al sifón mediante una abrazadera. Aquí es donde el agua residual de tu lavavajillas y lavadora fluye hacia el sistema de alcantarillado. Coloca un cubo debajo del punto de conexión, utiliza alicates para apretar el terminal y desconectarlo. Retira la manguera del sifón y colócala en el cubo para que el agua restante pueda drenar. 

Después, tira del lavavajillas hacia adelante para acceder fácilmente a la parte trasera del aparato. En la pared trasera del lavavajillas, encontrarás el otro extremo de la manguera de drenaje, también sujeto con abrazaderas. Afloja estas abrazaderas con los alicates y retira la manguera. Asegúrate de limpiar cualquier agua que se escape con un paño. 

Es importante limpiar la manguera a fondo para eliminar posibles obstrucciones. Enjuágala con agua caliente y jabón para platos, lo cual puedes hacer más fácilmente en la bañera. Después, vuelve a conectar la manguera al lavavajillas y al sifón, utilizando nuevamente las abrazaderas. Asegúrate de que todos los cierres estén bien ajustados. 

Una vez hecho esto, vuelve a colocar el lavavajillas en su posición original, conéctalo a la fuente de alimentación y realiza una prueba de funcionamiento para asegurarte de que el aparato calienta correctamente. 

Recuerda que los residuos de comida y la suciedad pueden obstruir la manguera de drenaje, afectando el flujo del agua. Si, a pesar de estos pasos, el suministro inadecuado de agua persiste y se sospecha un problema eléctrico, como con el Aquastop o la válvula solenoide, es recomendable consultar a un especialista para obtener asistencia profesional. 

¿Dónde comprar un nuevo lavavajillas industrial? 

En ocasiones no es posible reparar o no interesa económicamente hablando reparar el lavavajillas industrial. En ese caso la mejor solución es comprar uno nuevo para disfrutar de todos los beneficios que ofrecen los electrodomésticos nuevos. 

Si buscas la mejor tienda para comprar un lavavajillas industrial, te recomiendo analizar el catálogo de lavavajillas industriales de LaHostelera. En el mismo podrás encontrar una amplia variedad de opciones entre las que elegir, recordando que todas ellas te van a dar muy buenos resultados. Personalmente te recomiendo esa opción por calidad precio y por atención. Cuentan con una atención al cliente muy buena, si tienes dudas puedes ponerte en contacto con ellos y te darán las recomendaciones que buscas sin compromiso. 

Lo bueno de comprar a través de LaHostelera es que cuentan con muchos años de experiencia. Esa experiencia hace que sepan muy bien que son lo que necesitan los restaurantes y locales de hostelería para sus cocinas. Gracias a esos conocimientos, en su catálogo te será fácil encontrar lo que realmente buscas, de aquí que sea una opción super interesante. 

A la hora de disfrutar de una buena experiencia con el lavavajillas, siempre deberás optar por las mejores marcas. Optar por un modelo fabricado por una marca reconocida y con buenas opiniones siempre te garantizará una buena experiencia. Y una vez más, la empresa que te recomendamos te ofrecerá las marcas más recomendadas. Sin lugar a dudas, si realmente buscas una buena experiencia, apuesta por comprar un buen lavavajillas, verás cómo tu negocio funciona mucho mejor.