Mi frigorífico Whirlpool no enfría: posibles causas y soluciones

Carla Tristán
Carla Tristán

Una de las averías más frecuentes en los frigoríficos Whirlpool es que dejen de enfriar. Esto puede deberse a múltiples causas siendo importante que sepamos identificar de dónde procede el problema. Por ello, en el siguiente artículo te dejamos las posibles causas y las soluciones más sencillas.

1. El ventilador de nuestra nevera Whirpool no funciona

El ventilador es el encargado de transportar el aire frío por la nevera y si se estropea puede afectar a la temperatura de nuestra nevera. Este también es el motivo de que nuestro congelador pueda estar enfriando y la zona de refrigeración no.

¿Cómo saber si el ventilador de nuestra nevera está roto?

Podemos percibir visualmente si el ventilador situado en la parte trasera de la nevera se pone en marcha o no. También podemos comprobar si el ventilador del congelador está obstruido por la escarcha.

Posibles soluciones a esta avería

Lo primero que es recomendable hacer es limpiar el ventilador de polvo o hielo por si está atorado. En el caso de que siga sin funcionar, entonces tendremos que reemplazarlo por uno similar y comprobar que el mecanismo que hace girar la pieza se encuentre en buenas condiciones.

2. Hay una fuga de aire

Puede darse la situación de que las puertas con el uso continuado se vean desencajadas de su posición. Esto puede producirse por un desajuste en las bisagras o un mal estado en la goma.

¿Cómo podemos identificar una avería de este tipo?

Tenemos que comprobar que la zona de los anclajes se encuentren apretados. Si la puerta se ha movido de su posición inicial puede percibirse a simple vista. En el caso de la goma, podemos palpar con las manos el perímetro y comprobar si notamos una ráfaga de aire en algún punto.

Posibles soluciones a esta avería

En el caso de ser las bisagras, solo tenemos que volver a apretarlas con las herramientas adecuadas. Si se trata de la goma, entonces tendremos que reemplazarla por una nueva.

3. Un fallo en el compresor

Es posible que nuestras neveras Whirpool sufran un fallo en el compresor, ya que hablamos de un sistema muy delicado. Esta pieza es una de las principales, ya que es la encargada de regular el frío a lo largo de toda la nevera. Debemos tener en cuenta que el compresor cuando consigue que la temperatura de la nevera esté equilibrada se apaga.

¿Cómo podemos identificar un fallo en el compresor?

Tenemos que atender al ruido del frigorífico y comprobar si el compresor se enciende cada cierto tiempo. En caso negativo, puede deberse a un fallo en el circuito interno o en el pistón entre otros motivos.

Posibles soluciones a esta avería

Esta reparación es de las más costosas, ya que requiere tener conocimiento especializados sobre cambio de piezas, soldadura y vaciado y llenado del gas de la nevera. Para cambiar el compresor, tenemos que quitar el gas de la nevera, cambiar el compresor, limpiar los conductos con nitrógeno y volver a llenar la nevera de gas. En caso de no estar seguros, es recomendable llamar a un técnico.

4. Mala regulación de la temperatura

Una de las causas más comunes de porqué nuestro frigorífico Whirpool no enfría es que la temperatura no está bien regulada. Esto puede deberse a que mucha gente suele poner temperaturas más elevadas para ahorrar energía o por puro desconocimiento. Otra opción es que el propio termostato esté estropeado.

¿Cómo saber que el termostato de nuestra nevera Whirpool está estropeado?

Primero, tenemos que comprobar fallos simples como que la fuente de alimentación no esté dañada o si la nevera está recibiendo calor de manera directa del entorno. Si hemos comprobado que el compresor funciona y no hay acumulaciones de hielo en el ventilador, entonces es posible que sea el termostato.

Posibles soluciones a esta avería

Por suerte, el termostato puede ser reemplazado por otro nuevo. Tenemos que desmontar esta pieza abriendo el cajetín y tener especial cuidado con la disposición del cableado. Es importante que no olvidéis desconectar la nevera de la luz. Luego solo tenemos que poner la pieza nueva de la misma manera en la que se encontraba la antigua.

En caso de ser un fallo de regulación, la temperatura recomendada es de 2 a 4 grados, aunque varía en función del fabricante. Lo ideal es mantenerla a esta temperatura para que pueda realizar su función correctamente.

5. Exceso de hielo

Solemos pensar que los frigoríficos No-Frost no producen hielo y esto no es del todo cierto. Se utiliza una tecnología de frío seco que se produce en el congelador y se manda en la zona del refrigerio. Cuando se produce un problema en el ventilador, la acumulación de hielo debido a las bajas temperaturas se puede dar.

¿Cómo saber si nuestro frigorífico Whirpool tiene demasiado hielo?

Es recomendable vaciar el congelador y comprobar si hay acumulaciones dentro de este. También hay que atender a si hay charcos de agua acumulados dentro de la nevera. Es un problema perceptible a simple vista.

Posibles soluciones ante esta avería

Lo recomendable es quitar todo el hielo con una herramienta adecuada para ello y quitar los restos de agua. Para que este problema no vuelva a ocurrir, es necesario llevar un mantenimiento cada cierto tiempo evitando así que se produzca una irregularidad en nuestras neveras Whirpool.

6. Obstrucción en la ventilación

En ocasiones, cuando la nevera está demasiado repleta se pueden obstruir los conductos de ventilación de dentro de esta obstruyendo el reciclaje del aire y provocando una subida de la temperatura.

¿Cómo identificar este problema?

Si vemos que el refrigerador está demasiado lleno y no hay un orden concreto, es posible que se pueda producir un problema de obstrucción. Tenemos que fijarnos en la ubicación de las rendijas internas dentro de la nevera y dejarlas despejadas para que el aire pueda volver a fluir.

Posibles soluciones a esta avería

Lo ideal es tener un orden concreto en la disposición de los alimentos. Para ello, es recomendable hacer uso de los cajones y compartimentos específicos para este fin. Una vez hayamos organizado la comida, tenemos que esperar unos minutos para ver si se produce una bajada de temperatura.