Mi frigorífico Hisense no enfría: posibles causas y soluciones

Sandra Heredia
Sandra Heredia

Una de las averías más comunes de los frigoríficos Hisense es que dejen de enfriar. Esto puede deberse a diferentes causas, algunas más graves que otras. Por ello, es recomendable saber identificar qué tipo de problema puede estar sufriendo nuestro electrodoméstico. De esta forma, en el siguiente artículo puedes encontrar algunas de las causas más frecuentes y la manera de solucionarlo.

1. Acumulación de hielo en la bandeja

Aunque pensemos que los frigoríficos No- Frost no generan hielo, lo cierto es que sí puede darse el caso. Esta tecnología lo que hace es transportar el frío desde el congelador hacia la zona de nevera y puede darse el caso de que la bandeja que recoge el agua se congele.

¿Cómo saber si ha ocurrido esta avería?

Es recomendable revisar la bandeja para saber si se ha producido este problema. La avería radica que a cuanto más hielo, peor funcionamiento de la nevera y por lo tanto se produce una descompensación térmica.

¿Cómo podemos solucionar este problema?

Solo tenemos que retirar el exceso de hielo de la banda. También es recomendable revisar si el ventilador del congelador tiene escarcha. Lo ideal es tener cierta revisión de la bandeja cada cierto tiempo para evitar que se produzca este problema en nuestra nevera Hisense.

2. Subida de tensión eléctrica

Una subida de tensión eléctrica puede provocar que la temperatura de nuestro frigorífico aumente o las piezas del mecanismo se vean afectadas.

¿Cómo saber si nuestra nevera Hisense ha sufrido una subida de tensión eléctrica?

El primer indicativo es a través de las luces. Si estas están demasiado radiantes es posible que haya habido una subida. Entre las causas, puede encontrarse el uso de regletas de mala calidad o un fallo en la red eléctrica. Si vemos algún componente quemado también puede haberse debido por esta causa.

Posibles soluciones ante esta avería

Aunque las neveras Hisense se caracterizan por ser muy resistentes ante estos problemas, siempre cabe la posibilidad de que ocurran. Para identificar este problema, primero tenemos que asegurarnos de que los sistemas que usamos para conectar nuestra nevera sean de una calidad aceptable. Si hay algún componente estropeado deberemos reemplazarlo. En el caso de la fuente de alimentación, tendremos que cambiar el cableado por otro nuevo.

3. Temperatura demasiado elevada

Podemos saber si nuestro electrodoméstico está a una temperatura demasiado elevada tocando las paredes de esta. Esto puede ser indicativo de una avería seria.

¿A qué se debe esta avería?

Si la temperatura de la nevera ha aumentado y es palpable, puede deberse a un fallo en el motor o en el compresor. El fallo en el motor se identifica comprobando si este está en funcionamiento, pero para saber si hay un fallo en el compresor tenemos que prestar atención al sonido de la nevera. Si vemos que no se activa pasado unos minutos es probable que esté estropeado.

Posibles soluciones a este problema

Primero tenemos que fijarnos si nuestro frigorífico Hisense se encuentra cerca de una fuente de calor directa, ya sea otro electrodoméstico o del entorno. En ese caso, tendremos que cambiar la nevera de lugar.

Si no es el caso, cambiar el motor o el compresor requiere de conocimientos avanzados sobre soldadura, así como de recambio de gas y vaciado de la nevera a través de una bomba de vacío.

4. Problemas con el motor

Haciendo más hincapié en este problema, el motor es una de las piezas principales de la nevera. Si este la nevera no puede funcionar y su avería es una de las reparaciones más costosas.

¿Cómo saber si el motor ha dejado de funcionar?

Un fallo en el motor puede derivar también en fallos en los pistones o cortes en la bobina. El fallo suele ser generalizado, así que si hemos comprobado que la nevera no está en funcionamiento y la fuente de alimentación no es la causa, es posible que sea el motor.

Posibles soluciones para arreglar el motor de nuestro frigorífico Hisense

El motor puede sustituirse por otro nuevo, sin embargo, hablamos de una reparación costosa. Cambiar un motor depende de conocimiento específico y profesional, así que como última opción podéis recurrir a un técnico.

5. Problemas con las puertas

El uso continuado de las puertas puede provocar que estas se desajusten en la zona de las juntas o bisagras. Al ser así, es fácil que el frío se escape a través de una fuga.

¿Cómo podemos identificar un problema de este tipo en nuestros frigoríficos Hisense?

Podemos percibir visualmente si la resistencia de las puertas ha cedido, pero, en el caso de ser un problema de la goma, con ellas cerradas podemos palpar si se está escapando aire desde dentro.

Posibles soluciones de esta avería

Basta con cambiar las sujeciones o poner una goma nueva para que vuelva a funcionar correctamente. Hablamos de una reparación sencilla que se puede realizar con herramientas comunes.

6. Termostato estropeado

Un termostato puede verse afectado con el uso prolongado en el tiempo de este, sobre todo si son analógicos. En el caso de modelos más modernos de neveras Hisense, al estar conectado directamente a la red electrónica puede sufrir un desajuste si se produce un desequilibro de este tipo.

¿Cómo identificar que nuestro termostato está estropeado?

El termostato de un frigorífico Hisense puede ser comprobado si ponemos una temperatura especialmente baja y vemos que no se corresponde con la temperatura real. También podemos atender al sonido de la nevera, ya que si el compresor se enciende, pero la temperatura no varía, es posible que el fallo se encuentre en esta pieza.

Posibles soluciones a esta avería

Los termostatos analógicos son fácilmente intercambiables por otros nuevos. Solo tenemos que hacer uso de herramientas comunes y atender a las disposiciones de los cables cuando los intercambiemos. Por otra parte, debemos atender a si la temperatura de la nevera está correctamente establecida. El rango que se suele recomendar para los frigoríficos Hisense varía entre los 2 y 6 grados. Si nuestro electrodoméstico se encuentra por encima de este, entonces la temperatura no está bien regulada y tenemos que adaptarla.